Dear All About Jazz Readers,

If you're familiar with All About Jazz, you know that we've dedicated over two decades to supporting jazz as an art form, and more importantly, the creative musicians who make it. Our enduring commitment has made All About Jazz one of the most culturally important websites of its kind in the world reaching hundreds of thousands of readers every month. However, to expand our offerings and develop new means to foster jazz discovery we need your help.

You can become a sustaining member for a modest $20 and in return, we'll immediately hide those pesky Google ads PLUS deliver exclusive content and provide access to future articles for a full year! This combination will not only improve your AAJ experience, it will allow us to continue to rigorously build on the great work we first started in 1995. Read on to view our project ideas...

1,623

Danilo Pérez: la aventura del momento

Joan A. Cararach By

Sign in to view read count
Al otro lado de la pantalla (gracias, Skype), aparece Danilo Pérez (Pueblo Nuevo, Monte Oscuro, 1965). Sonriente, comunicativo, afable, interrumpe de vez en cuando la conversación para ir presentando a las personas que pasan por su despacho en el Berklee College of Music. El pianista panameño acaba de regresar a los escenarios tras una lesión en el tendón de Aquiles que lo tuvo en reposo casi medio año. Lo hizo en el pasado Detroit Jazz Festival, donde también se anunció que había firmado con la discográfica Mack Avenue, y ahora se prepara para la gira con Wayne Shorter, que le lleva a Europa del 27 de octubre al 14 de noviembre. Barcelona, el día 28, va a ser la única escala española del considerado unánimemente uno de los grupos faro del jazz actual, por no decir de la historia. Antes, el 15 de octubre, recibirá en Washington el Premio Legacy 2009 otorgado por la Smithsonian Institution.

Un cuarteto galáctico

"Wayne me ha enseñado a ir a sitios desconocidos," explica Pérez. "No hay principio ni final, la única constante es el cambio, ésa es una de las grandes lecciones que he aprendido con él. Que nuestra identidad no es estática, se va transformando, se va mutando." Pero las enseñanzas de Shorter no han sido sólo musicales: "No, claro que no. Hemos aprendido a celebrar la vida. He aprendido comunicación, respeto, discliplina. Uno toca como uno desea y sueña que sea este mundo. Me ha ayudado a ir más allá de la misma música, en mi compromiso social. Si uno tiene esta oportunidad, es un compromiso de por vida."

Pérez llegó a Shorter gracias a una recomendación de la batería Terri Lyne Carrington. "Ella me presentó durante una competencia Thelonious Monk. Wayne estaba grabando el disco Alegría, y me convocaron al estudio." Sin guión previo. "Es un personaje muy misterioso, muy especial, no se puede leer a primera vista. Tenía una pieza, y me dijo: '¿Puedes echarle agua a estos acordes?' '¡Dios mío, agua!,' pensé yo. La verdad es que no entendí qué me quiso decir con eso de agua. Pero por casualidad, en un comercial de televisión con jabón, lluvia y agua encontré los intervalos, que eran de quintas, y los traje a la grabación y toqué. 'Muy bien, Danilo —me dijo—, pero el agua tiene que estar completamente limpia, sin lodo,' así que le toqué otro voicing. 'Uau, esto va a ser un viaje,' pensé. Cinco años después me di cuenta de que lo que le sonaba a lodo era una segunda mayor que había en medio de un intervalo de quinta."

El primer corte de Alegría es Sacajawea, y en él se oye la risa, al final, de Wayne Shorter. Acababa de nacer el nuevo Wayne Shorter Quartet, con, además de Pérez al piano, John Patitucci al contrabajo y Brian Blade a la batería (aunque Alegría apareció en el 2003 y hay antes un disco en directo del cuarteto, Footprints live!, publicado en el 2002, Sacajawea fue grabado en el 2000). "Esa risa de Shorter parece decir que encontró a sus galácticos para irse. Su espíritu es el de un niño. Para él, que es un tipo aventurero, la originalidad es el regalo que nosotros le podemos dar a la vida. Él habla mucho de que las tragedias no deben pararnos, porque son temporales, como también las victorias, pero nosotros somos constantes. Hay que tocar lo que uno desea. ésa es su lección: perder el miedo, no dejar que lo que haya preexistido sea una interferencia, sino que te permita volar más alto. Volver a ser niños, volver a los juegos."



Desde niño, cuenta Pérez, jugar y tocar música (que en inglés coinciden en to play) fueron a la par. "Mi papá me enseñó a amar el proceso, a estudiar, a no verlo como una cosa aburrida, a apasionarme ciento por ciento por lo que estaba haciendo. Cuando niño, había clases que no me gustaban, y entonces él me hacía canciones para que estudiara interdisciplinariamente con la geografía, con las matemáticas, con lo que fuera."

Debut sin complejos

Tags

comments powered by Disqus

Shop for Music

Start your music shopping from All About Jazz and you'll support us in the process. Learn how.

Related Articles

Interviews
Dexter Payne: All Things, All Beings
By Chris M. Slawecki
May 20, 2019
Interviews
Moers Festival Interviews: Anguish
By Martin Longley
May 11, 2019
Interviews
Catherine Farhi: Finding Home in the New Morning
By Alexander Durie
May 1, 2019
Interviews
Denny Zeitlin: Balancing Act
By Ken Dryden
April 29, 2019
Interviews
Carlo Mombelli: Angels and Demons
By Seton Hawkins
April 22, 2019
Interviews
Anoushka Shankar: Music Makes the World a Better Place
By Nenad Georgievski
April 17, 2019