1,287

Concha Buika: el canto necesario

Joan A. Cararach By

Sign in to view read count
No es Ben Ratliff un crítico con tendencia a la grandilocuencia y al adjetivo gratuito, no. Pero el pasado 18 de octubre, su reseña en The New York Times del último disco de Concha Buika (Palma de Mallorca, 1972), El último trago (Warner, 2009), desmiente su estilo: tras comparar la voz de Buika con la de Nina Simone, aunque considera la de la mallorquina "más flexible y virtuosa," Ratliff escribe esta frase demoledora, esencial: "El canto de Buika puede llegar a ser tan inflamado que, aun a pesar de lo bueno que es, a veces tienes la tentación de detener el disco para tomarte un respiro." Ese mismo día, en el londinense The Times, otro crítico de prestigio, Clive Davis, empieza su reseña del disco de este modo: "¿Hay acaso una voz más poderosa en toda la música popular?" Ahí queda eso.

Concha Buika, mallorquina de ascendencia guineana, charla con All About Jazz en Barcelona pasadas las diez de la noche, tras un día maratoniano que ha empezado con rueda de prensa en Zaragoza y ha terminado con más de una decena de entrevistas a sus espaldas. Ha respondido ya unas cuantas veces, en unas cuantas lenguas, a la pregunta "¿con quién te tomarías el último trago?" y ha aparecido en unas cuantas televisiones cantando a cappella como única respuesta. Por todo ello, teniendo en cuenta la hora y la ciudad en la que estamos, se impone una cena (no la última, claro).

Y cenando, frotando el ajo y el tomate en el pan (antes de añadirle, en este orden sagrado, la sal y el aceite), ella y su mánager, Mariana Gyalui, recuerdan entre risas la conversación telefónica que mantuvieron el domingo en el que aparecieron esas críticas. Todas las personas relacionadas con el disco estaban eufóricas por las palabras recién publicadas de Davis y Ratliff. Buika también, aunque a su modo: "Yo estoy contenta porque todos vosotros estáis contentos, ¿pero esto quiere decir que voy a tener dinero para poderme comprar el subwoofer que me gusta?." Ésta fue su reacción ante el alboroto.

Primavera en La Habana

Flashback. Abril del 2009. La Habana, Cuba. Buika y su productor, Javier Limón (en cuyo currículo figura Lágrimas negras, la célebre reunión entre el gran Bebo Valdes y el cantaor flamenco Diego El Cigala), acaban de llegar a la capital cubana. Les espera Chucho Valdes, a cuya casa acuden para empezar a trabajar los arreglos que el hijo de Bebo ha escrito para su proyecto en común, un singular homenaje a la cantante mexicana Chavela Vargas a través de algunas canciones clave de su repertorio. Es en casa de Chucho donde empiezan los ensayos, y ahí les recibe el pianista con su imponente Steinway tropicalizado (cuando Chucho dice que tiene uno de los mejores Steinway que hay en el mundo en su casa habanera, no hay que dudar: lleva razón). Unas horas después, Buika le dice a Limón: "Oye, que bolo más bonito ha salido..."

Hay un latiguillo con el que Bebo Valdés se refiere a su hijo Chucho: "Es el mejor pianista del mundo." Inmediatamente añade que, aunque quede "feo" que él diga eso porque es su padre, se reafirma en su frase porque no conoce a nadie que pueda enfrentarse a tantos estilos distintos como Chucho y salir siempre con éxito. En efecto, sólo dos días después de ese primer y único ensayo, Chucho y su cuarteto entran en los estudios Abdala, en el barrio de Miramar, con Buika. Los pocos privilegiados que estuvieron allí todavía recuerdan los escalofríos que se fueron sucediendo en apenas 11 horas de grabación. Al estilo antiguo, Buika canta al mismo tiempo que los músicos tocan. Al estilo de ella misma, Buika improvisa y se adapta a cualquier cambio que le sugiere Chucho. "Si bajamos medio tono aquí, quizá funcione mejor, ¿qué te parece?," le sugiere el pianista. "Sí, es verdad, tiene razón, maestro." Y Buika clava la nota, y los ritmos, sin un solo titubeo, al instante. Live, en directo, en carne viva. Las emociones confunden los sentidos de quienes están allí. En La Habana, El último trago empieza a ganarse los elogios de Clive Davis y Ben Ratliff.

Caminando hacia el abismo

Shop

More Articles

Read Tim Bowness: Ghost Lights and Life Sentences Interviews Tim Bowness: Ghost Lights and Life Sentences
by John Kelman
Published: February 19, 2017
Read Laura Jurd: Big Footprints Interviews Laura Jurd: Big Footprints
by Ian Patterson
Published: February 16, 2017
Read Rick Mandyck: The Return From Now Interviews Rick Mandyck: The Return From Now
by Paul Rauch
Published: February 3, 2017
Read The Wee Trio: Full of Surprises Interviews The Wee Trio: Full of Surprises
by Geno Thackara
Published: January 27, 2017
Read Clarence Becton: Straight Ahead Into Freedom Interviews Clarence Becton: Straight Ahead Into Freedom
by Barbara Ina Frenz
Published: January 19, 2017
Read "D'Vonne Lewis: It's About the Love" Interviews D'Vonne Lewis: It's About the Love
by Paul Rauch
Published: December 22, 2016
Read "Nat Hentoff: The Never-Ending Ball" Interviews Nat Hentoff: The Never-Ending Ball
by Ian Patterson
Published: January 9, 2017
Read "Jack Wilkins: Playing What He's Preaching" Interviews Jack Wilkins: Playing What He's Preaching
by Rob Rosenblum
Published: December 29, 2016
Read "Dave Stryker: Soulful Sound" Interviews Dave Stryker: Soulful Sound
by R.J. DeLuke
Published: April 13, 2016
Read "Tony Monaco: Taking Jazz Organ to the Summit" Interviews Tony Monaco: Taking Jazz Organ to the Summit
by C. Andrew Hovan
Published: August 31, 2016
Read "The Wee Trio: Full of Surprises" Interviews The Wee Trio: Full of Surprises
by Geno Thackara
Published: January 27, 2017

Post a comment

comments powered by Disqus

Sponsor: ECM Records | BUY NOW  

Support our sponsor

Support All About Jazz's Future

We need your help and we have a deal. Contribute $20 and we'll hide the six Google ads that appear on every page for a full year!

Buy it!