All About Jazz needs your help and we have a deal. Contribute $20 (or more) and we'll hide those six pesky Google ads that appear on every page for a full year! You'll also fund website expansion.


I want to help

5

44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona: 'L'Oeil de l'Elephant' y Chick Corea Trio

44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona: 'L'Oeil de l'Elephant' y Chick Corea Trio
Enrique Turpin By
Published:
Sign in to view read count
L'Oeil de L'Éléphant
44º Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona
Institut Français
29 de noviembre de 2013

Para muchos habrá sido el concierto del Festival (con permiso del ofrecido por Christian Scott), para otros el de la temporada, y unos y otros llevarán razón. El esperado aterrizaje del proyecto L'Oeil de L'Éléphant llegó por fin a tierras barcelonesas. Un fotoconcierto para combo y Leica que se convirtió en una experiencia memorable, de esas que uno no se harta de traer al recuerdo cuando les habla a los amigos de cosas importantes. Ya sabíamos cómo las gastaba Guy Le Querrec con su cámara, y eran legendarias las réplicas musicales que le acostumbraban a dar Henri Texier, Michel Portal, Louis Sclavis y Christophe Marguet. Pero el asombro inicial pilló a todos por sorpresa, y de ahí se pasó a la incredulidad, para acabar en sublimación espiritual. Fue un asunto chamánico, y nosotros fuimos los convertidos, a quienes se nos permitió por hora y media traspasar dimensiones y volver para contarlo.

Frente a imágenes en glorioso blanco y negro, la metáfora del ojo elefantiásico que todo lo ve y recuerda se vistió de gala con la música que el cuarteto creaba para la ocasión. Composiciones escritas en esencia, pero que dejaban paso a inserciones libérrimas donde cada uno de los componentes del grupo devolvía lo que las imágenes mostraban: besos, manos, pies, abrazos, zapatos, sombras, viento, belleza durmiente..., un ombligo de mujer convertido en el centro del universo, felicidad inapelable con los fotogramas de siestas de hamaca, o el recuerdo de nombres de calles como Rue du Plaisir. Y en efecto, hubo placer, pero hubo además escenas para el enamoramiento, otras que apaciguaban los egos más altaneros ("yo cambiaré, tú cambiarás," rezaba una inscripción recogida por la Leica de Le Querrec), y punzadas de dolor por el recuerdo de la disolución anímica de los pueblos amerindios (allí Texier se ganó el cielo). Los vientos de Sclavis deambularon entre la furibundia y el matiz callado, pero la sorpresa la dio Portal cuando se apropió de la atmósfera lacónica mediante el bandoneón.

Tal vez haya que pensar las cosas un poco para que luego surja el milagro. Algunos llegan a tener explicación. En este caso se trató de implicación, solvencia, ilusión, paciencia, y algo de fortuna. El crisol donde todo maceró fue un pequeño auditorio que se convirtió por unos instantes en balsa del Leteo: se olvidó todo y sólo hubo tiempo e interés para la Belleza. Y si alguien todavía no entiende que una historia bien contada puede ser la semilla del porvenir; si hay quien piensa que apostar por el arte el lanzar monedas a un pozo sin fondo y sin eco, ya puede ir buscando un árbol de ramas sólidas. No se preocupen, la cuerda la pone un servidor.



Chick Corea Trio 44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona Palau de la Música 30 de noviembre de 2013

Con algo de miedo por la baraja infinita que suele traer consigo Chick Corea cuando ha pasado por el Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona, el público que de nuevo llenó el Palau para verle salió tan contento como aliviado. No fue momento para sinfonías, ni tampoco para revisiones de electricidad indómita. La música que acompaña al pianista sigue siendo inabarcable, pero esta vez había ganado en matices, se había afinado para dejar mostrar la fibra que mantiene el esqueleto. Puede que todo haya sido fruto de la propia dieta a la que se ha sometido Corea, pero mostró más clarividencia de la acostumbrada en ocasiones precedentes. Parte de la culpa habrá que achacársela al trío que ha formado junto a Brian Blade y Christian McBride, dos de los mejores instrumentistas del momento. De hecho, no es muy arriesgado pensar que en el Palau había entusiastas de cada uno de ellos por separado y de todos ellos en conjunto. Los aplausos y vítores a Blade y McBride así lo confirmaron. "Spain" supuso el colofón a la fiesta, en la que Carles Benavent participó por voluntad de su amigo, sabedor de los méritos del músico de la casa (¿es arriesgado decir que cada día toca mejor este hombre?). Josemi Carmona andaba entre el público tomando nota y preguntándose cómo hacer para que el Benavent de Corea, de Paco De Lucia, del mejor trío de flamenco-jazz del mundo, encuentre un proyecto sólido que le abra las puertas del cielo, porque sus últimas entregas discográficas no han cuajado como debieran. Todo se andará.

Shop For Jazz

Extended Analysis
Building a Jazz Library
Live Reviews
CD/LP/Track Review
Extended Analysis
Live Reviews
Read more articles
Trilogy
Trilogy
Concord Music Group
2015
buy
Chick Corea Trio: Trilogy
Chick Corea Trio:...
Concord Music Group
2014
buy
The Ultimate Adventure: You Can't Return to Forever
The Ultimate...
Stretch Records
2014
buy
[no cover]
The Vigil
Universal Music K.K.
2013
buy
Chick Corea: The Vigil
Chick Corea: The Vigil
Stretch Records
2013
buy
[no cover]
BR Klassik - Klassik...
Universal Music K.K.
2012
buy
Pat Metheny Pat Metheny
guitar
Jaco Pastorius Jaco Pastorius
bass, electric
Weather Report Weather Report
band/orchestra
Brad Mehldau Brad Mehldau
piano
McCoy Tyner McCoy Tyner
piano
Gary Burton Gary Burton
vibraphone

Post a comment

comments powered by Disqus

Join the staff. Writers Wanted!

Develop a column, write album reviews, cover live shows, or conduct interviews.