119

43 Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona: Michel Camilo, Madeleine Peyroux y Buena Vista Social Club

43 Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona: Michel Camilo, Madeleine Peyroux y Buena Vista Social Club
Enrique Turpin By

Sign in to view read count
Michel Camilo 'Mano a Mano' con Charles Flores y Giovanni Hidalgo
43 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona
Palau de la Música Catalana
16 de noviembre de 2011

Algo debe de tener el Caribe para que de las tierras que bañan sus aguas emerjan cada tanto músicos volcánicos, mercuriales, de potencial arrollador y sensibilidad incuestionable. De allí llegaron Chucho Valdes, Omar Sosa y Michel Camilo, entre otros. La tríada ha mantenido una fecunda relación con Barcelona, como resulta fácil reseguir en sus biografías. En el caso que nos ocupa, sigue muy viva la Rhapsody In Blue que el dominicano grabó junto a la Orquestra Simfònica de Barcelona (Telarc, 2005). Su nueva visita a la ciudad viene precedida por la aparición de Mano a mano (Universal, 2011), un regreso al formato trío, aunque con una novedad notable: la batería de Dafnis Prieto (que a su vez reemplazó a Horacio "El Negro" Hernandez) se trastoca en congódromo por arte y parte de polirrítmico Giovanni Hidalgo. Sigue al frente del bajo el incansable Charles Flores, que cogió el testigo de Anthony Jackson y lo cubrió con la pulsión cubana, esa que tantas alegrías le ha dado al instrumento (de Anthony Jackson a los Beastie Boys). Al reencuentro del piano con las tumbadoras cabe añadirle la exclusividad del propio concierto, pues el trío vino ex profeso para el Festival. Se habla de reencuentro por el recuerdo de aquel lejano ya Hands of Rhythm (Rmm, 1997), en el que Hidalgo contó con el dominicano para dejar constancia de su arte.

El repertorio venía marcado a fuego por la salida del nuevo disco, con lo que los números rondaron el ámbito festivo y canalla de las composiciones a las que ya ha acostumbrado a su público Camilo. En este caso sobresalieron el boogaloo de Lee Morgan "The Sidewinder," la "Rumba Pa' Ti" y la estupenda "Mano a mano" que da título al álbum. Pero no todo es lava en el toque del pianista, también hay espacios reflexivos y plenos de sentimiento. Ahí está la "Naima" de John Coltrane para atestiguarlo, a ritmo bacuá, sobre la que Hidalgo pasó como si sus falanges fueran escobillas de terciopelo. En cuestiones de percusión, Hidalgo se acerca a las distorsiones temporales que Beny More aplicaba a sus números vocales: adelgazan o estiran el tiempo a su antojo, siempre dentro de una suerte de compás interno que les hace insustituibles y únicos en sus respectivas especies.



Algo parecido puede empezar a pensarse del estilo pianístico de Camilo: la voz dominicana se filtra en su pulsión, en sus modos de apropiarse de la sonoridad caribeña, lo veloz y lo pausado a un tiempo, la vida y lo que hay más allá de ella en el espacio de dos notas superpuestas. Cuando recorre el piano parece que huya de algo, pero luego vuelve sobre sus pasos a la misma velocidad, para asegurarse del camino recorrido, o bien para enfrentarse al miedo con lo que se deja atrás. No teme, pelea, punch tras punch (lo suyo es el golpeo, lo rítmico, el combate por KO más que por puntos). En esa labor se encuentra sobradamente flanqueado por Charles Flores, que sigue al pie de la letra lo propuesto por el líder (repizca como los dioses), y Giovanni Hidalgo, con cinco tumbadoras, juego de malabares, conga y timbal. El genial Octopus Man hizo gala de su pacto con el diablo, al que no sólo le hizo creer que le vendía su alma, sino que bajó al Infierno, subió cargado de tesoros y encima le robó la cartera al Caído sin que éste se enterara (iluso, todavía la busca).

Del guaguancó al bolero, la velada transcurrió con la sensación de que lo mostrado encima del escenario sólo podía surgir con ese trío, lo que le otorga el sentir único que lo hace tan especial. Hubo artillería, doble bis, Palau entregado y alimento para meses. Como solía decir Cachaíto, "siempre con swing"; pues bien, estos tres gigantes conjugan un mismo discurso e intención musical, lo que es tan extraordinario como infrecuente. Ése es su triunfo, que también es nuestro cuando nos dejamos conquistar por el idioma de la genialidad.

Madeleine Peyroux

43 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona

Palau de la Música Catalana

17 de noviembre de 2011

Tags

comments powered by Disqus

More Articles

Read The Seth Yacovone Blues Trio At Red Square Live Reviews The Seth Yacovone Blues Trio At Red Square
by Doug Collette
Published: July 23, 2017
Read Earl Thomas At Biscuits & Blues Live Reviews Earl Thomas At Biscuits & Blues
by Walter Atkins
Published: July 22, 2017
Read My Morning Jacket on The Green At Shelburne Museum Live Reviews My Morning Jacket on The Green At Shelburne Museum
by Doug Collette
Published: July 22, 2017
Read Garana Jazz Festival 2017 Live Reviews Garana Jazz Festival 2017
by Nenad Georgievski
Published: July 20, 2017
Read "Brian Charette/Jim Alfredson Organ Duo at Nighttown" Live Reviews Brian Charette/Jim Alfredson Organ Duo at Nighttown
by C. Andrew Hovan
Published: October 26, 2016
Read "Houston Person at Kiawah Island, South Carolina" Live Reviews Houston Person at Kiawah Island, South Carolina
by Rob Rosenblum
Published: January 10, 2017
Read "2017 Tri-C JazzFest Cleveland" Live Reviews 2017 Tri-C JazzFest Cleveland
by C. Andrew Hovan
Published: July 3, 2017
Read "Tom Griesgraber and Bert Lams at Kennett Flash" Live Reviews Tom Griesgraber and Bert Lams at Kennett Flash
by Geno Thackara
Published: September 1, 2016

Support All About Jazz: MAKE A PURCHASE  

Support our sponsor

Upgrade Today!

Musician? Boost your visibility at All About Jazz and drive traffic to your website with our Premium Profile service.

Donate!