All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

44 Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona: Mavis Staples, Lee Fields y Esperanza Spalding

By Published: November 20, 2012
Han sido muchos los que han caído en la trampa de asimilar el registro de Lee Fields al de James Brown
James Brown
James Brown
1933 - 2006
vocalist
. La conexión obvia existe, desde luego (prueba de ello es la versión con la que el soulman cerraba el bis de su concierto barcelonés, una rendida y casi milimétrica versión del "Sunny" de Bobby Hebb al estilo protodisco del Goodfather). Pero las formas de expresar el alma de la estrella de Truth and Soul Records andan más próximas a las del clásico Bobby Bird. De clasicismo hablamos: los quilates de rabia que Fields dejaba escapar en ciertos momentos de la actuación tenían la fiereza del segundón que sabe que también para él existe un momento de gloria. Él lo está teniendo desde la aparición en el mercado de My World (Truth and Soul, 2009), en single desde 2007, pero no ha sido hasta el estallido de la fiebre retrosoul de estos últimos años cuando estas estrellas en la sombra han podido girar sin miedo al fracaso. De hecho, el aforo de Luz de Gas fue el de los grandes eventos, y el público se dejó mecer por la fiesta que siempre garantiza Fields y su conjunto de acompañamiento, los pálidos, hieráticos, precisos y efectivos The Jazz Expressions (la palma se la lleva el teclista Toby Pazner, su pose contenida estaba más estudiada que las páginas de mecánica del Código de Circulación).

Parece que existe cierta nostalgia por el raso, moda auspiciada por la estética tarantiniana. El caso es que la noche fue un viaje a los lugares comunes de la época dorada del soul: Fields se hizo desde el primer momento con el público dando lo mejor de sí, con buenas artes, sin renunciar al placer de sentirse querido ni ocultando que bebe sin tapujos de lo mejor de Bobby Womack
Bobby Womack
Bobby Womack
b.1944
vocalist
, Joe Tex, el Northern Soul y la factoría de Muscle Shoals. Empezaron a caer canciones de sus discos y —sorpresa- había incluso jóvenes que las tarareaban de memoria. A nadie oculta que es un Profesional, así, con mayúscula. Hizo incluso algún amago de bailar un smashed potatoes, pero la edad no perdona, a pesar de que el tono lo mantiene firme. Tal vez nunca fuera un gran bailarín. De lo que no cabe duda es que se estuvo delante de un gran contador de historias. "Faithful Man," "You're The Kind Of Girl," "Still Hanging On" o el llanto por la muerte del padre en que convirtió "Wish You Where Here" rozan el rango de clásicos. En Luz de Gas no hubo aquella noche chicas, todo eran damas; no bailaron jovenzuelos, y sí caballeros. La actitud y el oficio de Lee Fields ayudaron a vivir por unas horas en un pasado majestuoso, el final de los 60, como si el tiempo no hubiera pasado. Habría tenido sentido que en la entrada se exigiera al respetable cuello camisero de palmo, chaleco púrpura y zapatos acharolados. Lo mejor fue que por un rato desapareció la crisis. Al salir hubo incluso puestecillo de singles en vinilo y carátula blanca, como los de los jukebox. Qué bueno.

Esperanza Spalding 44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona Teatre-Auditori Sant Cugat 10 de noviembre de 2012

Siempre sorprende ver lleno el Teatre-Auditori de Sant Cugat. El público suele ser generoso con el programa de conciertos de la ciudad y es entusiasta aun cuando la cosa no sea para tirar cohetes. A nadie se le pasó por alto que es el momento de Esperanza Spalding
Esperanza Spalding
Esperanza Spalding
b.1984
bass, acoustic
, y había que poner la cruz en la casilla del cromo que faltaba. Pero Spalding trasciende el fenómeno. Ha sabido conjugar como pocos las buenas artes con una elección de repertorio y un olfato para la mercadotecnia que hace que uno sólo pueda aplaudir el quiebro. Hay poco que no brille en su apuesta al frente del colectivo que ha formado con Music Society: buenos solistas de viento, un teclista despierto, un baterista muy funky (aunque sólo funky), un guitarrista fino, fino, y unas voces de amplio espectro. La de Spalding es resultona hasta decir basta, pero la musicalidad que transita por sus cuerdas vocales lo compensa todo. También ayudó la sencilla escenografía, con la sección de metales parapetada tras un gigante beatbox (¡con doble pletina y ecualizador de diez bandas!) que recordaba por momentos al que llevaba a cuestas el buscapleitos Radio Raheem en Do The Right Thing (Spike Lee, 1989).


comments powered by Disqus