All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

43 Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona: Pat Metheny Trio, Dave Holland & Pepe Habichuela 'Hands' y Brad Mehldau - Joshua Redman

By Published: December 9, 2011
Por segunda vez, la pareja se apropió de un espacio de difícil acceso —el dúo piano y saxofón—, y mejoró al comunicación que ya en la edición de este mismo festival en el 2008 había sido fluida, el arranque de una colaboración a dos bandas que llega hasta hoy mismo con la misma frescura que antaño. Los sedimentos son de mayor calado, se remansan en la capa freática del placer sin apenas contaminación, a pesar de ser una zona altamente sensible. En cuanto al sustrato de la colaboración, ya viene de lejos, fraguado en al inicio de sus respectivas carreras, y enriquecido con paralelismos y entrecruzamientos que llegan hasta la primera madurez. Puede afirmarse que tras el concierto en el Teatre Coliseum (apuesta acertada en lo que concierne a la recuperación o reinvención de espacios urbanos para espectáculos), la leyenda de ambos se agrandó. Habrá que decir que también quedó en evidencia que las masas se mueven por influjos ordinarios, (lo que los ingleses llaman mainstream), cuando lo que aconteció en esas dos horas entró en el terreno de lo extraordinario. Sin duda, el trío de Mehldau hubiese llenado más; tal vez el cuarteto de Redman habría supuesto mejor venta, pero el éxito de cualquier propuesta no debería ser medida por las inercias de la masa (en esto del jazz decir masa suena ridículo, en fin), sino por el asombro que provoca la actuación.

El concierto podría catalogarse de histórico. Se cerraba un primer círculo, y se abría a formas de infinitud: lo redondo abría su línea y pasaba a mostrarse en una disposición en espiral, que avanza y se reordena, pasa por puntos de contacto al tiempo que se expande hacia lo nunca transitado. Jamás escuchó este cronista música como la que la pareja encuentra en ese formato, de vasto paisaje, largo aliento y poesía abisal: hay en ellos un espacio de confluencia en el que cuesta discernir si "Melancholy Mode" la firma Redman o si "Old West" fue imaginada por Mehldau. Hasta los estándares, tan personales siempre, se hacen únicos e indisolubles en la voz compartida de ambos músicos. "The Nearest Of You," de Hoagy Carmichael
Hoagy Carmichael
Hoagy Carmichael
1899 - 1981
piano
, fue la prueba de fuego que confirmaba lo expuesto. En cuanto al paseo clásico, esto es, los que siempre tienen cosas que decir, Thelonious Monk
Thelonious Monk
Thelonious Monk
1917 - 1982
piano
impuso su mirada más que Charlie Parker
Charlie Parker
Charlie Parker
1920 - 1955
sax, alto
: podría concluirse con matices que si Bird fue un inventor en vida, Monk fue un creador con pase a la eternidad; es decir, que al pianista se le sigue oyendo en sus composiciones, mientras que al saxofonista sólo se le vislumbra, y hay que recurrir al original para descubrir su grandeza. Uno desde su atalaya, el otro en un destartalado vehículo en tránsito, ambos ya forman parte sustancial de este arte, como sin duda habrá de pasar con el dúo que ahora nos ocupa.

El repertorio iba así del consabido estándar ("Monk's Dream," "Red Cross") a lecturas contemporáneas de atormentados como Jeff Buckley ("Dream Brother"), vehículo ideal para la extraordinaria mano izquierda de Mehldau y para el lirismo broncíneo de Redman. Quien todavía concede más importancia al tatuaje del pianista que a la sustancia de su música puede catalogarse de reaccionario, tanto como cuando las actitudes extremas de cualquier índole se relacionan con el punk y lo arcaico con el jazz. ¿Es que es más rebelde Sid Vicious que Marc Ribot
Marc Ribot
Marc Ribot
b.1954
guitar
, más salvaje Johhny Rotten que Mats Gustafsson
Mats Gustafsson
Mats Gustafsson
b.1964
reeds
, más frescos The Ramones que AlasNoAxis? Lo que prevalece al fin es la música, y esa noche hubo mucha y buena, tan placentera como si una trufa de Godiva hubiese tardado un par de horas en deshacerse en nuestra boca y persistiera disuelta por semanas en nuestro flujo sanguíneo. Eso es lo que los físicos llaman acumulación energética. Como diría Mark Oliver Everett, también éstas son cosas que los nietos deberían saber.

Fotografías: Michael Weintrob


comments powered by Disqus