All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

Vijay Iyer Trio y Rudresh Mahanthappa Samdhi en el 43 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona

By Published: November 4, 2011
El concierto comenzó con una meditación al saxo de Mahanthapa, acompañado por una misteriosa base de cuerdas sampleadas disparadas desde el ordenador portátil. Ya de entrada se percibió la contundencia de su sonido y la intensidad visceral con que el saxofonista defendería cada nota durante todo el concierto. A continuación, y sin pausa, arrancó "Killer," obra con la que el cuarteto se conjuró en una descarga de be-bop-funky-rock meteórico que no se detuvo prácticamente ni un momento en toda la noche.

El guitarrista David Gilmore
David Gilmore
David Gilmore

guitar
, compartiendo en muchos momento protagonismo con el propio Mahanthappa, daba el contrapunto melódico alternando los unísonos impecables con réplicas, diálogos con el saxo, bonitos solos y la introducción de uno de las composiciones que fue largamente aplaudida por el público. Así pues, principalmente el papel de base corrió a cargo del bajista Richard Rabbit Brown y el batería Damion Reid. Brown, además del groove que aportó durante todo el concierto, llenaba el escenario con su presencia y el sonido de las ocho cuerda de su bajo eléctrico, y cabe destacar sus solos y la introducción de uno de las piezas en la que, imitando el sonido de la kalimba africana, construyó un universo sonoro curioso y muy interesante. También hubo tiempo para los pedales, delays y efectos filtrando el saxo de Mahanthappa, generando texturas a partir de loops y superposición de frases grabadas en directo que desembocaban de nuevo en la energía total de la banda. Sólo en el último tema — antes del bis— se relajó un poco esta abrumadora intensidad con una balada, más lenta pero igualmente intensa.

Mucha energía, mucho volumen, muchas notas, mucho ritmo, mucha contundencia. El concierto fue denso y abrumador. Se había visto en acción a muy buenos músicos, pero también hubo acaso la sensación de una cierta saturación. Como si hubiésemos sobrevivido a una avalancha que nos pasó por encima durante más de una hora y media. Una experiencia aturdidora que obliga a mantenerse atento a las nuevas incursiones de Mahanthappa aunque sea, al menos de momento, desde una distancia prudencial.

Fotografías: Lorenzo Di Nozzi (Vijay Iyer) y Michael Weintrob (Rudresh Mahanthappa).


comments powered by Disqus