All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

Umbria Jazz Winter #18

By Published: February 2, 2011
Más, más italianos mezclados con músicos llegados de Estados Unidos: el trompetista Paolo Fresu y el trombonista Gianluca Petrella
Gianluca Petrella
Gianluca Petrella
b.1975
trombone
compartían cuarteto, Brass Bang!, con el también trompetista Steven Bernstein y el tuba Oren Marshall, en un concierto en el que se mezclaban originales (de Fresu y Marshall), arreglos muy diversos (desde los Rolling Stones hasta la popularísima "Guarda che luna," de Fred Buscaglione, pieza usada como bis para rendir homenaje a Italia, según las propias palabras de Bernstein). Alquimia perfecta entre los cuatro, con mención especial para un Petrella cuyo sonido e ideas son en verdad abrumadores, capaz de tocar en pianissimo con una fuerza y una exuberancia espectaculares. Además, la Brass Bang! compartía conciertos con la Ray Anderson
Ray Anderson
Ray Anderson
b.1952
trombone
's Pocket Brass Band, extraordinaria formación de bolsillo en la que los diálogos de la trompeta de Lew Soloff
Lew Soloff
Lew Soloff
b.1944
trumpet
con el trombón de Anderson tenían el contrapunto rítmico del susafón de Matt Perrine y la batería de Bobby Previte
Bobby Previte
Bobby Previte
b.1957
drums
.



Orvieto es un sueño. Durante cinco días, los músicos van repitiendo actuaciones, en algunos casos en escenarios distintos. Eso permite, además de ir encontrándose de un lugar a otro a los músicos entre conciertos (y a la hora de comer, ¡por supuesto!), retomar propuestas, como por ejemplo la de la vocalista de Chicago Dee Alexander
Dee Alexander
Dee Alexander

vocalist
, convertida en la sorpresa de Umbria Jazz Winter. En sus conciertos, en los que no fue extraño encontrarse con público repetidor, Alexander recordó una figura capital de la música improvisada en Chicago, el multiinstrumentista Light Henry Huff, con su Evolution Ensemble, un quinteto cuya inusual tímbrica (violín, violonchelo, contrabajo y percusión) añade enteros a una de las propuestas vocales jazzísticas más exquisitas y flexibles de la actualidad —el rango técnico de Alexander puede ir desde el susurro baladístico hasta la onomatopeya free, para entendernos—.

Umbria Jazz también cuida el pequeño formato, con conciertos sobre todo en el Palazzo dei Sette, con artistas que son habituales del festival o están en camino de serlo como KJ Denhert
KJ Denhert
KJ Denhert

guitar, acoustic
, una cantautora con personalidad fiel a una especie de melting pot musical que ella misma define como "folk urbano y jazz"; el savoir faire y la joie de vivre del cantante, guitarrista y discjockey Nick The Nightfly, y una de las leyendas del jazz italiano, el octogenario pianista Renato Sellani, a quien el programa del festival define como "un clásico sin tiempo." Sin olvidar asimismo el gospel, con un concierto estelar en el Duomo de los Selvy Singers.

Y, por fin, la última noche, consagrada a los premios de la revista Musica Jazz, una de las publicaciones europeas más activas, con una tirada de más de 20.000 ejemplares mensuales. Artistas como el batería Roberto Gatto (presente en el festival con un vibrante homenaje a Shelly Manne
Shelly Manne
Shelly Manne
1920 - 1984
drums
) y los ya mencionados Giuliani y Rea fueron algunos de los premiados presentes en la serata finale orvetiana. En la que destacó, por supuesto, un torbellino llamado Francesco Bearzatti, cuyo Tinissima Quartet ganó el reconocimiento a grupo del año así como su disco, X (Suite for Malcolm) (Parco della Musica, 2010), fue considerado el CD del año. Teniendo en cuenta que no había tiempo para interpretar la suite completa, Bearzatti y su cuarteto (Giovanni Falzone a la trompeta, Danilo Gallo
Danilo Gallo
Danilo Gallo
b.1972
al contrabajo —otro de los premiados por Musica Jazz— y Zeno De Rossi
Zeno De Rossi
Zeno De Rossi
b.1970
drums
a la batería) anunciaron que iban a interpretar un repertorio distinto. Y sí, fue distinto: tres opus monkianos construidos alrededor de las rítmicas de tres piezas de rock. Un diálogo frenético, provocador, delirante, que en según qué manos podría haber sido en un pastiche sin sentido, y que el Tinissima Quartet convirtió en 20 minutos de jazz libre y salvaje: Blue Monk sobre My Sharona (The Knack), Bemsha Swing maridado con Another One Bites The Dust (Queen) y, para terminar, Straight No Chaser cabalgando encima de Walk This Way (Aerosmith). Arrasaron, claro.

En efecto, los sueños en el jazz existen, y Orvieto es uno de ellos.



Fotografías: Alfredo Rodríguez / Chick Corea y Stefano Bollani / Dado Moroni, Rosario Giuliani y Joe Locke / Gianluca Petrella / Francesco Bearzatti y Giovanni Falzone. Cortesía de Umbria Jazz Winter # 18.


comments powered by Disqus