All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

Kenny Garrett, Micah P. Hinson y Gonzalo Rubalcaba en el Festival de Jazz de Barcelona

By Published: November 16, 2010

Kenny Garrett Quartet
42 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona
Auditori

11 de noviembre, 2010

Kenny Garrett
Kenny Garrett
Kenny Garrett
b.1960
sax, alto
aterrizó en el festival de jazz de Barcelona acompañado de un demoledor cuarteto para deleitar con su caleidoscópico groove a un público entregado desde los primeros compases. Sketches of MD," su último disco, es un resumen de pasajes relativos a los artistas de referencia de Garrett. Fueron esos pasajes los que compusieron en buena parte el repertorio de su concierto en Barcelona.

Parece que Garrett es tímido, pues su presencia escénica es distante y retraída, con muchos minutos de espalda al respetable, que llenaba la sala. No obstante, en los primeros minutos uno ya se da cuenta de que la bestia musical no depende de la timidez de su escudero, pues como una exhalación cósmica dejó sin aliento al auditorio durante más de dos largas horas de vibrante concierto.

Fue una visión jazzística contemporánea que dio sus mejores momentos en la segunda parte del recital. Los primeros temas dejaban entrever unas ganas de demostrar rapidez, técnica y solidez sonora un poco innecesaria, francamente, unos ritmos de percusión demasiado protagonistas acompañados de obvias líneas de bajo eléctrico, con poca presencia de los teclados, especialmente el Hammond B3 que presidía el escenario, del cual quizá se esperaba un poco más de protagonismo.

Mediado el concierto, Garrett entonó una balada donde demostró sus mas amplios registros con el saxo y donde la banda pareció tomar tierra después de una hora de viaje cósmico atomizado, y se unieron para reinventar el sonido groove, el straight ahead, los sonidos más estridentes en un orden preciso y con mucho, muchísimo criterio musical. Fue a partir de entonces cuando del saxo de Garrett salieron las notas más reconocidas y reconocibles, también cuando insinúo mas movimientos y más sketches; fue en esos momentos cuando supo liderar más firmemente a su cuarteto, que parecía otro. La presencia de los teclados por fin tomaron su relevancia, incluso el propio Garrett asumió unos compases en el Fender Rhodes. Interminables fraseos compartidos e individuales —que no individualistas— hicieron saltar por los aires los aullidos del público, que decidió ponerse de pie y bailar hacia el final del concierto, espoleados por Garrett, maestro que supo perfectamente llevar el ritmo de un concierto tan intenso y denso, y que manejó a su gusto y ganas las energías del momento. De ese modo consiguió que el concierto siempre estuviera en su punto mas álgido, en el punto de estallido final, en ese momento que uno siente que ya está todo dicho. Pero no es así: siempre hay un minuto más de gloria sonora para el cuarteto de Garrett.

Una noche para recordar y una gran sensación, buena energía para música compleja, una fórmula ganadora.



Micah P. Hinson & Centro-matic 42 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona Palau de la Música 12 de noviembre, 2010

Micah P. Hinson es un niño a punto de crecer constantemente. También es la nueva voz del indie folk americano, en el que acaso ha tomado el relevo de Johnny Cash si que él ni tan solo lo intente o lo piense.

Simpático e ingenuo a la vez, pasa de quebradizo a duro en cuestión de segundos, adorable y decididamente independiente como pocos artistas a día de hoy. Hace lo que hace porque quiere, le gusta y le ilusiona. Eso se nota en sus composiciones, en su manera de cantar y en su planteamiento vital. Un concierto no deja de ser un reflejo de la vida del artista, así que se supone que Hinson debe de ser alguien sumamente complejo al que se ama o se odia en la misma intensidad, o consigue los dos sentimientos a la vez y con mucha profundidad ambos. Ese es el resumen de su concierto. Ilusión, amor, odio y pasión en altas dosis.

El descaro de Micah P. Hinson le lleva a plantear un concierto con un repertorio lleno de música inteligente. Lleno de música poco previsible, e incluso lleno de música en la que él ni interviene y ni tan solo aparece en el escenario.

Acompañado de la potente banda Tejana Centro-matic, liderada por Will Johnson, uno de esos músicos que de repente te demuestra que la música hecha desde la verdad es todavía la más inteligente y la más apreciada por el público, aunque sea la primera vez en la vida que la escuchen. Centro-matic fue la banda que acompañó a Hinson en su debut en el célebre Palau de la Música de Barcelona, y tuvo la oportunidad de tocar cinco piezas de su propio repertorio mientras el artista principal (se supone) descansaba en el backstage o intentaba afinar sus guitarras. Dicho sea de paso, en esos momentos no se le echó de menos (aunque siempre hay excepciones, claro).

Nuevo grunge hecho con guitarra acústica y con estilo pausado. Hinson invitó incluso a su esposa al escenario para no cantar solo, y los Centro-matic se hicieron acompañar por sus amigos catalanes Anímic, un coro al que le agradecieron no se sabe exactamente qué. Pero curiosidades a parte, el viernes fue un gran noche para el Palau indie. Que un festival de jazz lleve al público a un escenario como este es una buena noticia, porque aunque puede dar la sensación de que el publico está desubicado por el espacio, la verdad es que la propuesta da a la cita musical un aire de momento especial e histórico. De hecho, Hinson es un gran compositor de música contemporánea, por tanto tiene las mismas o más posibilidades de hacer historia en las paredes modernistas que muchos de los llamados a sí mismos músicos (de jazz o no...).

La presentación del último disco de Hinson fue así una de las noches más especiales del artista en Barcelona, un repaso de matices y música agradable y fácil de digerir, que no por eso sencilla. Su música es compleja, acompaña a sus realistas narraciones con unas maneras muy sutiles y elegantes. Un gran show que abrió unas ventanas (esa es la etiqueta que usa el festival de jazz de Barcelona para sus conciertos no jazzísticos) que nos dejan respirar aire fresco. Nuevas formas de jazz. El jazz es un colector de músicas populares. Micah P Hinson es jazz.



Gonzalo Rubalcaba Quintet

42 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona

Teatre-Auditori de Sant Cugat

13 de noviembre, 2010

Cita el sábado en Sant Cugat para escuchar a Gonzalo Rubalcaba
Gonzalo Rubalcaba
Gonzalo Rubalcaba
b.1963
piano
, uno de los pianos de referencia de la rica escuela cubana. Porque Rubalcaba forma parte de esos músicos que habitan en el olimpo del establishment del jazz. Él es uno de los nombres de cabecera de la discográfica Blue Note (su presidente, Bruce Lundvall, avanzó su visita a Barcelona para poder asistir al concierto) y un pianista altamente valorado por todo el espectro jazzístico, sobre todo por la crítica más refinada (no miramos a nadie).

Aun así, poco riesgo para tanto nombre. Las elegantes composiciones de Rubalcaba y sus chicos, o quizá las interpretaciones que el quinteto lleva a cabo, parecen frías y difíciles de vivir desde la distancia de un gran auditorio. De todos modos, hay que constatar que un público más que atento asistió mesmerizado al despliegue técnico y de control de sonido del que hizo gala Rubalcaba, que rubricó el concierto con dos bises en solitario, Con Alma y El Manisero. Antes de ello, hora y media llena de composiciones propias (incluida alguna pieza firmada por el saxofonista Yosvany Terry
Yosvany Terry
Yosvany Terry

saxophone
) y ajenas de artistas de referencia como Horace Silver. A la salida, el debate estaba abierto: para más de uno (el propio Lundvall incluido), se trataba de una noche memorable; pero también hubo quien echó de menos una pizca más de sal y pasión escénica.



comments powered by Disqus