All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Live Reviews

"Orchestrion," el gabinete del Dr. Metheny en Madrid

By Published: February 20, 2010
Esas limitaciones se confirman en el directo. A pesar de la riqueza tímbrica que aportan las variadísimas percusiones del orchestrion (marimbas, vibráfono, todo tipo de de tambores y tamborcillos, de platos y platillos, de campanas y campanillas y qué sé yo qué más) y de la propia luminosidad de la mayoría de las obras tocadas (muchas de ellas de pura onda Pat Metheny Group), el conjunto suena algo forzado y la música no respira con la naturalidad que uno espera en un concierto de un maestro como Metheny. A la salida del concierto algunos espectadores decían que lo habían pasado muy bien pero que no le veían mucho sentido a tanto gasto (montar el orchestrion no ha sido barato) porque Pat Metheny podría haber hecho lo mismo con su grupo. Discrepo: los teclados de Lyle Mays
Lyle Mays
Lyle Mays
b.1953
keyboard
le hubieran dado a la por lo demás excelente balada Soul Search un vuelo poético que el piano mecánico y las botellas (sí, botellas) del orchestrion no pueden darle. Dicho esto, el swing que le falta a la maquinaria le sobra a Metheny, que sigue siendo un guitarrista poderoso e inspirado y que estuvo excelente durante las dos horas y media que duró el concierto. Así lo vio el público, que disfrutó del espectáculo y prodigó calurosas ovaciones al guitarrista.

Pat Metheny puede haber perdido el gusto por esas camisas a rayas horizontales azules y blancas de gusto tan marinero con las que se ha exhibido durante tantos años por los escenarios de medio mundo —en el concierto de Madrid iba de riguroso negro—, pero lo que es seguro es que sigue conservando el carácter aventurero de las gentes que se hacen a la mar, y eso es de agradecer. Es muy posible que el viaje del proyecto Orchestrion lleve a una vía muerta: Metheny es demasiado inquieto para repetir esta fórmula y cuesta creer que otros músicos vayan a tomar y desarrollar un modelo que tiene evidentes limitaciones musicales. Pero no por ello deja de ser un experimento de notable interés. Si usted tiene la suerte de vivir en una de las ciudades por la que pasará el circo Orchestrion (después de Madrid, Valladolid, Logroño y Barcelona, donde Metheny inaugura un Festival de Guitarra del que es asiduo), no lo dude: la experiencia se lo merece.

Fotografía

Hans Speekenbrink


comments powered by Disqus