All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Serving jazz worldwide since 1995
All About Jazz: The web's most comprehensive jazz resource

Interviews

Danilo Pérez: la aventura del momento

By Published: October 13, 2009
Al otro lado de la pantalla (gracias, Skype), aparece Danilo Perez
Danilo Perez
Danilo Perez
b.1966
piano
(Pueblo Nuevo, Monte Oscuro, 1965). Sonriente, comunicativo, afable, interrumpe de vez en cuando la conversación para ir presentando a las personas que pasan por su despacho en el Berklee College of Music. El pianista panameño acaba de regresar a los escenarios tras una lesión en el tendón de Aquiles que lo tuvo en reposo casi medio año. Lo hizo en el pasado Detroit Jazz Festival, donde también se anunció que había firmado con la discográfica Mack Avenue, y ahora se prepara para la gira con Wayne Shorter
Wayne Shorter
Wayne Shorter
b.1933
saxophone
, que le lleva a Europa del 27 de octubre al 14 de noviembre. Barcelona, el día 28, va a ser la única escala española del considerado unánimemente uno de los grupos faro del jazz actual, por no decir de la historia. Antes, el 15 de octubre, recibirá en Washington el Premio Legacy 2009 otorgado por la Smithsonian Institution.

Un cuarteto galáctico

"Wayne me ha enseñado a ir a sitios desconocidos," explica Pérez. "No hay principio ni final, la única constante es el cambio, ésa es una de las grandes lecciones que he aprendido con él. Que nuestra identidad no es estática, se va transformando, se va mutando." Pero las enseñanzas de Shorter no han sido sólo musicales: "No, claro que no. Hemos aprendido a celebrar la vida. He aprendido comunicación, respeto, discliplina. Uno toca como uno desea y sueña que sea este mundo. Me ha ayudado a ir más allá de la misma música, en mi compromiso social. Si uno tiene esta oportunidad, es un compromiso de por vida."

Pérez llegó a Shorter gracias a una recomendación de la batería Terri Lyne Carrington
Terri Lyne Carrington
Terri Lyne Carrington
b.1965
drums
. "Ella me presentó durante una competencia Thelonious Monk
Thelonious Monk
Thelonious Monk
1917 - 1982
piano
. Wayne estaba grabando el disco Alegría, y me convocaron al estudio." Sin guión previo. "Es un personaje muy misterioso, muy especial, no se puede leer a primera vista. Tenía una pieza, y me dijo: '¿Puedes echarle agua a estos acordes?' '¡Dios mío, agua!,' pensé yo. La verdad es que no entendí qué me quiso decir con eso de agua. Pero por casualidad, en un comercial de televisión con jabón, lluvia y agua encontré los intervalos, que eran de quintas, y los traje a la grabación y toqué. 'Muy bien, Danilo —me dijo—, pero el agua tiene que estar completamente limpia, sin lodo,' así que le toqué otro voicing. 'Uau, esto va a ser un viaje,' pensé. Cinco años después me di cuenta de que lo que le sonaba a lodo era una segunda mayor que había en medio de un intervalo de quinta."

El primer corte de Alegría es Sacajawea, y en él se oye la risa, al final, de Wayne Shorter. Acababa de nacer el nuevo Wayne Shorter Quartet, con, además de Pérez al piano, John Patitucci
John Patitucci
John Patitucci
b.1959
bass
al contrabajo y Brian Blade
Brian Blade
Brian Blade
b.1970
drums
a la batería (aunque Alegría apareció en el 2003 y hay antes un disco en directo del cuarteto, Footprints live!, publicado en el 2002, Sacajawea fue grabado en el 2000). "Esa risa de Shorter parece decir que encontró a sus galácticos para irse. Su espíritu es el de un niño. Para él, que es un tipo aventurero, la originalidad es el regalo que nosotros le podemos dar a la vida. Él habla mucho de que las tragedias no deben pararnos, porque son temporales, como también las victorias, pero nosotros somos constantes. Hay que tocar lo que uno desea. ésa es su lección: perder el miedo, no dejar que lo que haya preexistido sea una interferencia, sino que te permita volar más alto. Volver a ser niños, volver a los juegos."



Desde niño, cuenta Pérez, jugar y tocar música (que en inglés coinciden en to play) fueron a la par. "Mi papá me enseñó a amar el proceso, a estudiar, a no verlo como una cosa aburrida, a apasionarme ciento por ciento por lo que estaba haciendo. Cuando niño, había clases que no me gustaban, y entonces él me hacía canciones para que estudiara interdisciplinariamente con la geografía, con las matemáticas, con lo que fuera."

Debut sin complejos

Danilo Pérez publicó su primer disco, titulado con su nombre, en 1993 (BMG/Novus). No era un disco usual para un debutante que aún no había cumplido 30 años. Tanto por los sidemen con los que contaba —como Jack DeJohnette
Jack DeJohnette
Jack DeJohnette
b.1942
drums
y Joe Lovano
Joe Lovano
Joe Lovano
b.1952
saxophone
— como por su repertorio: el disco empieza con un corte titulado Panamá libre e incluye, entre otras composiciones, un bolero como Sólo contigo basta, de Giraldo Piloto y Alberto Vera, una canción de referencia latinoamericana como Alfonsina y el Mar, de Ariel Ramírez y Félix Luna, y un estándar del jazz como Body and Soul. Y para terminar, Skylark, de Hoagy Carmichael
Hoagy Carmichael
Hoagy Carmichael
1899 - 1981
piano
(música) y Johnny Mercer
Johnny Mercer
Johnny Mercer
1909 - 1976
composer/conductor
(letra), cantado por la voz invitada del disco, Rubén Blades, en inglés. Tal mezcla sin complejos de géneros y orígenes (un bolero cubano convertido en estándar de jazz, un cantante latino interpretando un tótem del cancionero de los Estados Unidos...) demostraba que Pérez no encajaba en la a veces demasiado restrictiva etiqueta latin jazz (en alguna ocasión, puestos a etiquetar su música, él ha sugerido Caribe interior).

"Me gusta el atrevimiento. Me gusta preguntarme por qué eso es así, por qué tiene que seguir así. Mi papá me llamaba 'el niño por qué.' ¿Por qué no se puede tocar a Astor Piazzolla
Astor Piazzolla
Astor Piazzolla
1921 - 1992
bandoneon
o un bolero con jazz? Son vehículos que uno utiliza, básicamente. Nadie dijo que fueran hechos para ser piezas de museo. Hay unos estereotipos del latino como alguien que no es muy creativo, no muy armónico. Que sí, que es bien rítmico, pero olvídate de la armonía. Pues no, eso es un tópico. Incluso en las historias del jazz sólo se habla del latin jazz de los 40, como si antes no hubiera habido Nueva Orleans y el Spanish Tinge del que hablaba Jelly Roll Morton
Jelly Roll Morton
Jelly Roll Morton
1890 - 1941
piano
."

En las notas del disco Pérez describe uno de los cortes, Friday Morning —escrito para Paquito D'Rivera
Paquito D'Rivera
Paquito D'Rivera
b.1948
saxophone
—, afirmando que "la melodía insinúa todas las armonías, como hace Wayne [Shorter] cuando escribe piezas latinas." ¿Premonición? "Bueno, yo nunca me vi tocando con Wayne. Musicalmente hay mucha información que la sentía y la siento demasiado fuera de mi entendimiento. Aunque en cierto modo parte de la experiencia que tengo ahora con Wayne la fui generando a través del atrevimiento que tenía de joven. No tenía miedo a sentarme a improvisar sin tener ninguna estructura, así que te vas reuniendo con gente que te va guiando y te va dando la oportunidad de seguir creciendo."

Un festival con mensaje

Danilo Pérez no rehúye el compromiso. Dirige desde el 2003 el Panamá Jazz Festival, y en el 2005 creó su propia fundación. En la séptima edición, del 11 al 16 de enero del 2010, Pérez anunciará la creación del Global Jazz Institute del Berklee College of Music. "Va a tener su sede en Boston, pero lo vamos a inaugurar en Panamá. Queremos formar a artistas que trabajen de una manera feroz por toda su vida, queremos que la música pueda convertirse en un medio para divulgar los valores de respeto y conocimiento, para construir un futuro con mayor calidad de vida, superando la pobreza material y espiritual que estamos viviendo. Vamos a dar la oportunidad a los jóvenes para que a través del proceso educativo ellos sientan que su talento es necesario, y les daremos las herramientas para que desarrollen valores imprescindibles para una sociedad saludable. Queremos individuos con una perspectiva propia, líderes comprometidos a generar más líderes. Hacerlos responsables de la idea de que la música puede unir una comunidad entera."

Para Pérez, dirigir un festival no es algo distinto a estar en el escenario: "Llevo 24 años trabajando en este proyecto, y la experiencia con Wayne no ha hecho sino consolidarlo, me ha ayudado a unificar y verlo todo como una misma manera de vivir. Para mí, ser director del Panamá Jazz Festival es como tocar en concierto, es otra manera de hacer música, no lo veo separado. Todo lo que yo hago lo entiendo siempre de una manera: la música como cambio social. Empecé muy joven dando clases privadas a muchachos sin recursos, y he visto crecer a personas que no tenían oportunidades e incorporarse a la sociedad. Ha sido una experiencia impactante ver a gente que sobrevive a través de la música."

Música que sana

Porque la música, considera, "cumple con cosas sagradas como la unión, la comunicación entre diferentes culturas, el respeto," y "toca el alma del ser humano a través de los límites de tiempo, espacio y género. El poder terapéutico de la música, el poder de la música para sanar, tiene documentos históricos de mucho tiempo atrás. Y para eso no hay nacionalidades, como no las hay para la medicina. No hay un doctor que te pueda prescribir, por ejemplo, un antibiótico especial sólo para puertorriqueños."



The Journey (BMG Novus, 1994), Panamonk (Impulse, 1996), Central Avenue (Impulse, 1998), Motherland (Verve, 2000) y ...till then (Verve, 2003) documentan el recorrido de Pérez, quien siempre ha mezclado sin problemas la multiplicidad de referencias latinoamericanas con el jazz. De hecho, le gusta cuestionar cosas y abrir puertas. Tanto en la United Nations Orchestra de Dizzy Gillespie
Dizzy Gillespie
Dizzy Gillespie
1917 - 1993
trumpet
("tremendo honor trabajar con él. Lo que hizo Dizzy por los latinoamericanos ayudó mucho a plantearse la música sin policía de inmigración") como en su aproximación al jazz. "Mi música tiene mucho que ver con el lugar en el que nací. Y en Panamá, cuando yo era niño, no existían formatos de radio: podías escuchar en la misma emisora, en una sola tarde, a Camarón de la Isla, a Mercedes Sosa, a Vladimir Horowitz y salsa. Y también la posición geográfica que mi país ha representado, en medio de tantos mundos, con el canal, hasta influencias hindúes hay. La música refleja el background de cada uno, y yo no he podido escapar de eso."

Latinos en el jazz

Ni, claro, de sus orígenes latinos. ¿Considera que la influencia de las nuevas generaciones de músicos hispanohablantes de muy diversos orígenes está revolucionando el mundo del jazz? "No quisiera parecer egocéntrico, pero creo que parte de la riqueza y del entusiasmo que estamos viviendo hoy en el jazz hay que adjudicársela a muchos latinoamericanos." Es, continúa, un fenómeno de "retorno." "Cuando Jelly Roll Morton
Jelly Roll Morton
Jelly Roll Morton
1890 - 1941
piano
, que se proclamó él mismo inventor del jazz, hablaba del Spanish Tinge, se ve la influencia que el jazz en sus inicios recogía más allá de Estados Unidos. El afrocuban jazz de los 40 fue muy poderoso, pero lo que estamos viviendo ahora es una especie de reencuentro con la experiencia inicial que se dio con Morton. El pianista que tenía la orquesta de Louis Armstrong
Louis Armstrong
Louis Armstrong
1901 - 1971
trumpet
cuando se hizo famoso era panameño, Luis Russell
Luis Russell
b.1902
composer/conductor
. También era panameño Sonny White
Sonny White
b.1917
, que grabó al piano con Billie Holiday
Billie Holiday
Billie Holiday
1915 - 1959
vocalist
Strange Fruit. Hay que dejar saber que eso existió, y que muchas cosas que están pasando son cosas que ya sucedieron. Hay un reencuentro que se ha retomado y que hoy es una experiencia muy enriquecedora y fundamental para el desarrollo del jazz."

Aun así, Pérez sabe que queda tiempo todavía para seguir manejándose con el lugar común. Le ha pasado con uno de sus último discos, un proyecto orquestal de Claus Ogermann que, a sugerencia del compositor, apareció a nombre de Danilo. Across the Crystal Sea (EmArcy, 2008) es el resultado de tal colaboración, recibida en algunos casos con perplejidad por la crítica. "No ser predecible irrita y muchos no saben cómo tomarse esto, no saben qué comentar. Le quitas a un latino la maraca, los mangos, las piñas, el tópico Carmen Miranda, y ya no saben qué escribir. Hay quien sí lo agarró, pero pocos, porque no coincide con la percepción del latinoamericano a la que están acostumbrados. Incluso hay quien llegó a pensar —sonríe— que, al estar yo en el cuarteto de Wayne, él iba a tocar salsa." ¿Y por qué finalmente Ogerman decidió poner el disco a su nombre? "Supuestamente yo iba a tocar sólo su música, pero en las ventanas que él dejó abiertas, oyó que podía ser mi disco, y me lo dijo: 'Estás tocando tan profundo lo que tengo en mi mente que este disco tiene que ser tuyo.' En esas ventanas que dejó abiertas Claus estaba el misterio, la improvisación. No grabamos con la orquesta, así que la percepción fue bien aural. Claus es un poco como Wayne. Me aconsejó que usara el oído, que me inspirara en un viaje por el mar, como la portada del disco. Creo que el público lo pilló más que los críticos, quienes, si haces invisibles los elementos que te latinizan, ya no saben qué decir." En Amazon, en efecto, un aficionado resume su opinión con una contundente fórmula matemática: "Cuerdas + Danilo Pérez Trio = pura dicha musical."

El siguiente disco de Danilo, firmado con John Patitucci
John Patitucci
John Patitucci
b.1959
bass
y Jack DeJohnette
Jack DeJohnette
Jack DeJohnette
b.1942
drums
, tampoco entraba dentro de lo predecible. Music We Are (Golden Beams / Kindred Rhythm, 2009) es el resultado de una grabación sin plan preconcebido. "Fue Jack quien hace muchos años me llevó a conocer a John porque dijo que nosotros dos debíamos tocar juntos. Esta vez fuimos al estudio sin agenda, estaba nevando, tuvimos que esperar a que llegara el piano, todo era muy relajado, y se grabó utilizando muchos momentos de improvisación. Jack llevó una línea que hacía así, yo le hice la armonía, John se puso al contrabajo y de ahí a la tecla graba y pum. La idea era hacer música de la manera más natural."



'Caribe interior goes galactic'

Además de tocar con Wayne "hasta que él decida," Danilo Pérez quiere retomar su trío con Ben Street
Ben Street
Ben Street

bass
y Adam Cruz
Adam Cruz
Adam Cruz
b.1970
drums
, con quienes ya editó Live at the Jazz Showcase (ArtistShare, 2005), para un disco con invitados como el percusionista Jamey Haddad y el saxofonista alto Rudresh Mahanthappa
Rudresh Mahanthappa
Rudresh Mahanthappa
b.1971
sax, alto
. Una grabación con Lee Konitz
Lee Konitz
Lee Konitz
b.1927
sax, alto
también figura entre sus planes. "Quiero retomar cosas que estaba haciendo con el folclore de Panamá." ¿Alguna etiqueta para navegantes? "Panamá galáctico. O Caribe interior goes galactic," bromea.

"No encuentro otra manera de hacer música que la que he consolidado con Wayne," concluye Pérez. "Música del todo por el todo, arriesgando a cada momento. La aventura del momento, como si fuéramos niños jugando al Nintendo, a ver qué ocurre a cada segundo. Toma tiempo conseguir esta dinámica, porque obviamente toma tiempo tirarte así al escenario y que quede sólido." Pero el modelo es claro: "Al principio había días con Wayne que eran duros. Uno se levantaba tras tocar y había 3.000 personas en un auditorio que te miraban como diciendo '¿pero qué fue eso?,' y uno solo aplaudiendo. '¿No te molesta que nadie aplauda?,' le pregunté a Wayne. 'Bueno, eso demuestra que estamos haciendo algo creativo, porque no saben qué hacer.' Y tiene razón, porque a veces un aplauso puede ser una lección de conformismo. Con nosotros nadie sabía cuándo aplaudir, y a veces era desconcertante, claro."

Pero los reconocimientos han llegado. Nadie duda hoy de que este cuarteto va a pasar a la historia. "Tenemos una responsabilidad mayor porque estamos haciendo música que abre puertas e inspira a mucha gente. Es una de las enseñanzas de Wayne. No podemos dormirnos jamás. Hay que darlo todo. Por eso a veces nos pasan cosas como que vino Carlos Santana
Carlos Santana
Carlos Santana
b.1947
guitar
a un concierto nuestro y nos dijo: 'Ustedes son los maestros de hacer visible lo invisible. No entendí nada de lo que tocaron, pero me encantó' Y ahí sigo yo todavía, sin entender por qué el ser humano tiene que tener límites."


comments powered by Disqus